viernes, 9 de octubre de 2009

Inmigrantes que se queman los dedos

image

Continúa la oleada de pateras en las últimas horas. Otras tres han llegado esta noche a  Cartagena, con 35 inmigrantes de origen argelino. En los últimos dos días han llegado 19 embarcaciones, con más de 200 inmigrantes a Almería, Alicante y Murcia. La Guardia Civil sospecha que un “buque nodriza” las está soltando desde alta mar, desde la costa mediterránea.

Los inmigrantes llegan con la lección bien aprendida y saben que no es difícil engañar al gobierno español. La última táctica que están utilizando para imposibilitar ser deportados es quemarse los dedos o lijarse las yemas para “borrar” sus huellas dactilares, para evitar que esas huellas sirvan para ficharlos y repatriarlos.

LA REALIDAD

El descontrol de la inmigración en España se pone de manifiesto de forma más evidente cada día que pasa. Los datos que se ofrecen desde las instituciones son, muchas veces, contradictorios o se manipulan alegremente. Desde MD venimos alertando de que la entrada de inmigrantes en patera es tan sólo una ínfima parte de los ilegales que llegan a España, pero medios de comunicación e instituciones se empeñan en centrar el debate en unas pocas pateras que no logran traer a España más DE 15.000 personas al año, cifra que representaría un problema ínfimo y puntual.

La cobertura desproporcionada de las llegadas de pateras a las costas españolas sólo pretendería victimizar a los inmigrantes, ya que se obvian los verdaderos medios de transporte que utilizan millones de ilegales para llegar a España.

Los datos los ratifica la propia Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración, desde donde se ha anunciado que durante 2008 descendió la entrada de inmigrantes ilegales a España por vía marítima en un 22%, es decir, 3.745 personas menos han intentado penetrar en el país en patera que durante 2007.

Los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), sobre Migraciones Exteriores, correspondiente al año 2007, en plena crisis económica, confirman la llegada a España de un total de 920.534 inmigrantes.

El medio de transporte más utilizado para entrar en España ha sido el avión (62,7 por ciento), seguido por los medios terrestres (coche y autocar). Los inmigrantes que han arribado en cayucos o pateras apenas representan el uno por ciento del total, tan sólo unas 9.000 personas.

El INE ha contabilizado a 502.168 varones por 418.366 mujeres. Asimismo, el informe desvela cómo la inmigración se reparte España según preferencias sobre el destino final. Así, se descubre que los europeos eligieron principalmente la Comunidad Valenciana y los iberoamericanos, Madrid, mientras que Cataluña, que fue la que globalmente recibió más inmigrantes, fue la preferida de africanos, asiáticos y oceánicos.

Via: Minuto Digital

0 comentarios: