viernes, 11 de diciembre de 2009

GPS para niños

image

Pikavú, un localizador especializado en niños, ha sido presentado por fin hoy en todo el mundo. El equipo lo conforman un reloj GPS que lleva el niño al que queremos tener localizado, y un receptor portátil para los padres, tutores o profesores. Como vemos, el diseño de ambos es bastante desenfadado.

Pikavú funciona de manera muy simple: el reloj GPS y el receptor se comunican directamente sin límite de distancia, pues se basan en el posicionamiento por satélite.

Tanto el diseño como las características del localizador infantil Pikavú (porque ya habíamos visto localizadores anteriormente pero enfocados a las personas mayores) no dejan duda del usuario potencial.

El reloj con GPS es resistente al agua y a los golpes y viene con cierre de seguridad, para que el niño no se lo pueda quitar, ni tampoco otras personas. Dispone de un botón de alerta, que si se pulsa durante 5 segundos, hace saltar una alarma en el receptor. De esta forma, se podría avisar de un posible peligro.

image

Para que la localización sea rápida, el Pikavú hace uso de 4 sistemas de posicionamiento (SBAS-GPS, indoorVision, VisionCellid y T-GSM) para ofrecer datos en solo 10 segundos. Eso es posible también en lugares en los que no hay cobertura GPS, momento en el que el sistema localizador usará un sistema de localización alternativo.

El reloj Pikavú pesa sólo 36 gramos y está disponible en dos colores diferentes. Su autonomía, importante, es de 3.5 días, aunque dispone de un modo de ahorro que aumenta la duración de la misma hasta los 4 días y medio.

El receptor portátil donde se reciben los datos de localización del usuario que lleva el reloj Pikavú tiene pantalla de 4.2 pulgadas y de tipo táctil. Es más o menos como una consola PSP.

La interfaz se ha elaborado de manera que sea sencilla e intuitiva en el manejo, máxime cuando si se usa va a significar que hay nerviosismo por no poder localizar visualmente a un niño.

Para localizar a un niño con Pikavú directamente pulsamos en el botón Localizar y en la pantalla aparecerá la posición exacta del niño que lleva puesto el reloj.

El receptor viene con mapas de todo el mundo, que se descargan automáticamente cuando se localiza al niño. Funciona con baterías recargables de litio-ion, y el cargador viene incluido en el pack.

El precio del Pikavú es bastante alto, 990 euros, así que ya veremos si acaba siendo un éxito o no.

image

Fuente: Xataka

0 comentarios: