domingo, 1 de abril de 2012

POLYBIUS: Leyenda o Realidad ?

La historia de Polybius es, sin ningún lugar a dudas, la más fascinante de cuantas ha dado el mundo de los videojuegos a lo largo de toda su historia. Fascinante por los muchos interrogantes que deja sin responder, por los increíbles rumores que durante más de dos décadas han alimentado el imaginario popular, por las maravillosas fantasías que ha generado en cientos de miles de fanáticos que han buscado una Arcade Polybius hasta debajo de las alcantarillas... en definitiva, se trata de la leyenda urbana más "transcendental" de la historia de los videojuegos... y todo motivado por una simple Coin-Op que apareció (¿y desapareció rápidamente?) en unos suburbios de Portland (Oregón [EEUU]), de la cual sólo nos ha quedado un legado de relatos de "supuestos" jugadores que se vieron afectados por el "experimento". Sí, habéis leído bien... EXPERIMENTO, supuestamente llevado a cabo por el, cómo no, Gobierno de los Estados Unidos en plena "Guerra Fría".

Todos estos elementos, bien dispuestos en un relato, podrían haber dado para un gran libro de suspense con elementos "conspiracionistas", o para un buen guión de película, típica de los años 80, en la que un grupo de adolescentes ponen "en jaque" a las agencias "Gubernamentales" de los EEUU, sin embargo jamás ha pasado la frontera de la "mera" leyenda urbana para adolescentes... a pesar de los relatos y de las pruebas que apuntan hacia su verdadera existencia, ¿por qué?

En el año 1981 son instaladas máquinas Arcade de Polybius (en una pequeña cantidad) en algunos salones recreativos y bares de los suburbios de Portland en el estado de Oregón (no se tiene constancia de que ninguna máquina de Polybius fuese instalada en otras ciudades). Automáticamente los rumores entre los jugadores empiezan a surgir. Los relatos de los que tuvieron la oportunidad de jugar hablaban de combinaciones de luces y gráficos estroboscópicos, con mensajes subliminales incluidos, tan alucinantes que los efectos en el subconsciente humano eran demoledores: mareos, convulsiones, vómitos, pérdidas de memoria, alucinaciones auditivas y ópticas, amnesias, ataques epilépticos y pesadillas nocturnas.

Al principio la máquina generaba una adicción inusitada, para luego provocar aversión y odio visceral a los videojuegos (se dice que incluso algunos de los jugadores se convirtieron a posteriori en encendidos activistas anti-videojuegos). A veces, según los relatos de la época, la máquina concedía créditos aleatoriamente para incitar a los clientes, y así conseguir captar a nuevos jugadores.

También se habla de que algunos "señores", que curiosamente parecían pertenecer al gobierno, aparecían después en los salones para entrevistar a los encargados de los lugares y apuntar los resultados en libretas. A las máquinas se les pierde el rastro rápidamente, aunque queda una imagen, supuestamente de la época, por la que podemos hacernos una idea de cómo era.

Llegados a este punto, el hecho de cuestionar o no la existencia de Polybius es casi irrelevante, ya que existen numerosas personas que han constatado mediante sus relatos que en efecto jugaron o incluso tuvieron en sus negocios una. Sin embargo la mayoría concluye que no despertó el "supuesto" interés que después se fomentó.

De hecho se tiene "conocimiento" de la muerte (tras un ataque epiléptico) de un jugador, lo que habría motivado la inmediata retirada de la máquina de los lugares en que se instaló. De ahí que sea imposible localizar un solo ejemplar a día de hoy, y que fuese tan limitada su expansión.

Esto es realmente posible, si tenemos en cuenta que el Tempest de Atari provocaba en determinados jugadores el mismo efecto, al estimular partes del cerebro dañadas por la enfermedad.

0 comentarios: